Apocalypse soon logo
HOME

LOS EXPEDIENTES X

Apocalypse soon media
Apocalypse soon media

Apocalypse soon - blog
Días Extraños - blog
Días Extraños - Archivo

Apocalypse soon - Las Segñales del Final
Las Señales del Final


La Biblia - QQCQD


¿Cristiano?
¿Judio?
¿Gentil?

Declaracion de Fe
Objetivo
¿Que es todo esto?
Orient Express
Estado de la Iglesia
Sorpresa
De alta tecnología
Sectas
Los Expedientes X
Las Palabras Clave
¿Conciente?
La Iglesia Catolica
¿Rock Cristiano?
La Nueva Era

Sondeos
Contacto

A Propósito De "Infierno"

de Pietro Arnese, Jeffery L. Sheler, John Cooper
Traducción por: Past. Samuel Daniele

 

El infierno es uno de eso lugares, que a nadie, le gustaría en la vida, visitar. ¡Aun aquellos que no creen a él!
Es una palabra negativa y políticamente incorrecta, que raramente se menciona, incluso en la Iglesia. ¿Cuándo ha sido la última vez que usted ha oído que su pastor predique o simplemente mencione este tema?

El patetismo creado por la palabra INFIERNO está lejos de estar presente, o se ha olvidado. Las personas prefieren hablar en broma sobre exorcizar, por el miedo que se produce al hablar de ello, pero esto, solo revela la gran dificultad simplemente de cohabitar con este "concepto." La Biblia dice mucho acerca del INFIERNO y generaciones de Cristianos y los no creyentes han intentado ofrecer las mas variadas explicaciones sobre la realidad de este término. Hoy son pocas las personas que tienen el cuidado de entender el verdadero significado y sus implicancias. Al final del artículo, encontrará una sección, en que usted podrá señalar su punto de vista sobre el INFIERNO.

Hace pocas semanas, se ha publicado un artículo interesante en el sitio Web U.S.News & World Report. El artículo era muy objetivo en delinear el pensamiento sobre el INFIERNO que la corriente religiosa hoy tiene, a pesar de un poco de inexactitud aquí y allí. Recordar que solo se trata de un artículo desde el punto de vista secular laico.

 

Hell Hath No Fury

De Jeffery L. Sheler

En el siglo 18, el predicador Jonathan Edwards, puritano, usó las amenaza del infierno en sus predicaciones para estimular a las personas a detenerse en la mala conducta. Para los predicadores como Edwards la apuesta eterna era evitar el infierno y ganar el cielo. Las llamas y los tormentos eran reales.

En nuestros días, la opinión respecto del infierno esta muy cambiada y el infierno parece ser menos caliente de lo que era. El punto extremo del revisionismo ha sido mencionado en el editorial, Civilización católica, una revista influyente, Jesuita, con fuertes lazos con el Vaticano. El artículo afirma que "el infierno no es un lugar, pero si, es un estado de animo, en que una persona sufre por la privación de Dios. El mismo Papa Juan Pablo II han confirmado este concepto en una audiencia diciendo que "más que un lugar, el infierno señala el estado de esas personas que serán separados eternamente de Dios" y que el lenguaje usado por la Biblia (el lago de fuego) debe ser leído en lenguaje simbólico.

En la respuesta a las palabras del Papa, R. Albert Mohler, presidente del Seminario Teológico bautista de Louisville ha dicho que "las Escrituras hablan claramente del infierno como un lugar físico de tormentos y nos advierte a nosotros que no debemos temer. "Además el Prof. Douglas Groothuis del Seminario Evangélico en Denver, ha agregado que la separación simple de Dios pudiera parecer como una libertad de un cónyuge o del pariente opresivo. ¿Por qué entonces se tendría que tener miedo?

La intención del Papa, probablemente, haya sido, traer una visión del infierno que pueda ser compatible con nuestros días, después de que, por mucho tiempo el infierno se citó sólo en las revistas de humor.
En un estudio dirigido por U.S. News Poll resulta que, el número de americanos que creen en la existencia del infierno se ha aumentado respecto a 50 años atrás o a tan solo 10 años, pero la gran mayoría de ellos sostienen que es sólo un estado de la existencia y no un lugar real.
Martin Marty, maestro en la Universidad de Chicago de la Escuela de Divinidad, explica que el Papa ha usado estas palabras porque si hubiera hablado del infierno como de un lugar de llamas en que los diablos pinchan el condenado con los tridentes, no lo habrían tomado en serio. Algunos evangélicos que tienen un acercamiento con la Biblia, más literal, tienen la tendencia incluso de querer cubrir la mancha representada por el infierno con el cosmético del amor divino. Por consiguiente en la cultura americana, el infierno está volviéndose un concepto incorrecto políticamente.

Buscar las raíces del infierno, sería necesarios ir a ver las enseñanzas Judío-Cristianas. En los primeros tiempos bíblicos, la idea del mas allá era algo oscuro. En los libros del Génesis, 1 Reyes, Salmos y Job, por ejemplo, esta escrito, que todos los muertos el justo y " el injusto, eran llevados a un lugar oscuro llamado Sheol, un lugar neutro, moralmente, análogo al Hades, de la mitología de la Grecia antigua. En el libro del Génesis, nosotros encontramos la escritura que cuando Jacob creyó que su hijo José había muerto, dijo:

"Yo bajaré, haciendo luto, por mi hijo, al Sheol" ( Génesis 37:35).

En el segundo siglo A.C., cuando las escrituras hebraicas se tradujeron al griego, el palabra Sheol se reemplazó con la palabra Hades, y los dos conceptos se volvieron uno en la concepción popular. Mas tarde, en alguna parte del Judaísmo y en la Cristiandad se empieza creer en la resurrección de los muertos , y fue que el Hades se volvió una residencia temporal de las almas condenadas - mientras que los justos estaban en la santidad celestial a la espera de la resurrección del cuerpo. En las primeras enseñanzas cristianas, después del último juicio, en que los convictos acaban en el infierno de fuego llamado gehenna, una palabra griega con respecto al Valle desolado de Hinnom, situados al sur de Jerusalén dónde tiraban los sacrificios humanos, los cananitas, en él, había un fuego continuo. En el libro de la Revelación (el Apocalipsis ) se escribe que "Si alguien no se encontrara escrito en el libro de la vida, era echado en el lago de fuego " ( Apocalipsis 20:15) al lado de Satanás.

En las traducciones inglesas de la Biblia, las varias diferencias entre el sheol, el hades y gehenna no están presentes porque se han traducido estas tres palabras que indican una condición con la única y simple palabra "infierno".

En algunos pasajes del Nuevo Testamento hay descripciones terribles del infierno como un lugar de "llanto y crujir de dientes, dónde el gusano no se muere y el fuego nunca se extingue." El teólogo latino del cuarto siglo Jerónimo, supuso que era un lugar de tormento sensorial. "Nosotros debemos llorar por la muerte, pero sólo por esas personas que acaban en el Gehenna para los cuales el castigo del fuego quema eternamente", así escribieron.

Durante la historia se desarrollaron muchas teorías en cuanto al infierno: Orígenes en Alejandría y Gregorio de Nisa lo consideraba un lugar de sufrimiento espiritual causado por el remordimiento y la separación de Dios. Agustín de Ipponá sostenía que los sufrimientos eran ambos, espiritual y sensorial – es el punto de vista que también hoy, en nuestros días, disfruta de mucho crédito.

Hay opiniones diferentes en cuanto a la duración de la condena: Orígenes, supuso que antes o después el peor de los pecadores se habría rehabilitado, encontrando al fin el camino al cielo. Esta teoría se niega en el Concilio de Constantinopla en el año 543 D.C y existen hoy, teólogos que sostienen que al final los pecadores serán aniquilados, mientras que otros piensan que los tormentos no tendrán fin.

En el siglo 14 el infierno, también se representó en la literatura, Dante Aligieri y su Divina Comedia. Dos siglos después, los líderes de la Reforma protestante, Lutero y Calvino, consideraron el infierno como un lugar real cuyo tormento en el fuego era simbólico. Ellos dijeron que la peor agonía, se debía al terror y la separación eterna y absoluta de Dios.

En el decimoséptimo y decimoctavo siglo el Westminster Larger Catechism declaraba que las agonías del infierno tocaban tanto el alma como "el cuerpo, mientras que la teoría de Orígenes, decía que al final todos serian salvados esta tuvo siempre mayor consentimiento.
El vigésimo siglo ha llevado a la muerte, casi totalmente la verdad del infierno. Es burlado por los intelectuales y ha sido dejado de lado por los predicadores que han preferido tocar temas más elevados la amenaza de un lugar de condena para después de la muerte del impenitente en un lago de fuego eterno ha desaparecido en la década de los años 60. Y aunque está en muchos, creer en la existencia del infierno, casi nadie, cree que será condenado para ir a ese lugar.

El Catecismo de la Iglesia católica, actualizado en 1992, sostiene que el más grande castigo del infierno consiste en la separación de Dios y este estado de auto-exclusión es llamado "Infierno". En él, no se ha hecho ninguna referencia a los versículos del Nuevo Testamento que hablan del "fuego eterno" y es por esto que el Papa ha sentido la necesidad de especificar recientemente que estas palabras tienen un significado simbólico y deben ser interpretados correctamente.

El Papa ha agregado que el pensamiento del infierno no tiene que crear ansiedad, todo lo contrario, es algo que sirve para recordarnos la libertad. Esta muy cambiado el punto de vista de la teología cristiana en los últimos 150 años: mientras que primero se aceptaban las Escrituras de manera literal, hoy la teología intenta explicar la Biblia a través de la psicología y los simbolismos.

El Reverendo Thomas Reese explica que en los primeros siglos de la Cristiandad era necesario explicar el infierno a través de las imágenes de las llamas, porque de otra manera las personas no serian impresionadas por las simples experiencias psicológicas como la soledad.
"El hecho es que la visión relativa del infierno ha sido cambiada, agrego el Rvdo. Reese, no significa que la Iglesia se ha puesto más tolerante o complaciente, pero es el fruto del proceso, del desarrollo doctrinal que hace parte de la tradición de la iglesia desde el principio." Happel ha dicho que la iglesia tiene que interpretar las Escrituras a la luz del contexto contemporáneo.

Esto no significa, que no hay más nadie que crea en el infierno, como un lugar de fuego literal y agonía. Éste es el pensamiento dominante de las iglesias evangélicas protestantes y algunos católicos conservadores. Mohler del seminario bautista Del sur explica que "nosotros no celebramos el infierno, pero simplemente hablamos de él porque de el hablan las Escrituras. "Tim Keller, pastor presbiteriano de Nueva York, específico que si hay que predicar las noticias buenas (la gracia de Dios y Su amor), pero también es necesario predicar lo que es malo.

Hay algunos que creen en la realidad del fuego, pero algunos también dicen que la agonía no será eterna. Esta teoría llamada "aniquilamiento" supone que quien haya rechazado a Dios será simplemente consumido por el fuego del infierno. La base de esto, yo creo, la toman de algunos pasajes bíblicos como para sostener la idea: 2ª Tesalonicenses 1:9 hablan de destrucción eterna, mientras Apocalipsis 20:14 habla de segunda muerte para el

Hemos visto cómo opiniones diferentes y discordantes se han dado, referente al infierno. Veamos, lo que dice a la Palabra sobre el tema. Haré una lista de las referencias principales, para tener un cuadro de la situación. Lo que lo sigue es un extracto de un artículo de John Cooper.

El Fuego del infierno es literal:

"Y él, respondiendo, les dijo: el que siembre la buena semilla es el Hijo del Hombre. El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo. El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles. De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oído para oír oiga (Mateo:13:37-43).

"Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de todas clases de peces; y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno es cestas, y lo malo echan fuera. Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartaran a los malos de entre los justos, y los echaran en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes." (Mateo 13:47-50).

Jesús nunca interpretó sus parábolas, a través de otras parábolas, por lo contrario, para explicar sus parábolas acostumbraba usar palabras claras, entendibles a todos. Aun cuando el fuego del infierno fuese considerado como simbólico, es necesario recordar que preparaba, las parábolas, Jesús, con cuidado. Él usó descripciones con imágenes de cosas terrestres, para hacer un poco comprensible las realidades incomprensible. Si Él, ha usado la imagen del fuego como tormento eterno, significa que la realidad espiritual, al menos será similar a esta descripción, si no coincidente con la imagen presentada por Jesús.

No hay muerte:

"Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella la señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado a su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves del cielo se saciaron de las carnes de ellos." (Apocalipsis 19:20-21)

Lo peor de la muerte:

"Pero ustedes que sois mis amigos, yo digo: no temed a quienes matan el cuerpo, y que después de esto, no puede hacer más nada; pero yo les mostraré a quién tienen que temer: Temed a quién, después de haber matado, tiene potestad de echar en el infierno. Sí, os digo, a este temed." (Lucas 12:4-5)

"Y quienquiera haya escandalizado uno de estos pequeños que creen, bueno seria para él que se pusiese en su cuello una piedra de molino, y se tirase en el mar." (Marco 9:42)

"El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o tres testigos muere irremisiblemente. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?" (Hebreos 10:28-29)

Es un lugar de tormento:

"Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen y recibe la marca en su frente o en la mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del cordero. Y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre." (Apocalipsis 14:9-11)

"Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, dónde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche, por los siglos de los siglos." (Apocalipsis 20:10)

"Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mi, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles." (Mateo 25:41)

Y clamaron diciendo:¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Ha venido acá para atormentarnos antes de tiempo"? (Mateo 8:29)

En llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo ;los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder" (2 Tesalonicenses 1:8-9)

"Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu pie fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es entrar en la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no se puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu ojo fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo los dos ser echado al infierno, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga." (Marco 9:43-48).

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda." (Apocalipsis 21:8).

Los que usan a menudo este último versículo, de Apocalipsis 20:14 es solo para apoyar la teoría del aniquilamiento. Ellos suponen que "la segunda muerte" es literal, mientras que "el fuego del infierno" es simbólico. Sin embargo, la evidencia sugiere que el "fuego" debe tomarse literalmente, y lo de la segunda" muerte" simbólicamente. Después de todo, no es la vida eterna.

¿A esas personas que sostienen que el castigo eterno no es eterno, nosotros preguntamos: la vida eterna es eterna? Otras expresiones relacionadas a la misma condición son: "la oscuridad (tinieblas) de fuera" - Mateo 8:12 22:13 25:30, "la densa oscuridad" - 2 Pedro 2:17 y Judas 13.

¿Es eterno el castigo?

Los que apoyan la teoría del aniquilamiento citan romanos 6:23 para demostrar que la muerte es común a todos los pecadores. Pero considere las implicaciones de esta teoría. Según ellos, todos los pecados, grande y pequeño, merecen el mismo castigo. Pero Jesús enseñó que algunos pecados eran mayores que otros: "Jesús les contestó: «Ninguna autoridad tendrías contra mi, si no te fuese dada de arriba; por tanto, el que a ti me ha entregado, mayor pecado tiene.»." (Juan 19:11)

Algunos pecados tendrán mas castigo que otros ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación." (Mateo 23:14)

" Y tu, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás abatida ; porque si en Sodoma se hubieran hechos los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy. Por tanto os digo que en el día del juicio, será mas tolerable el castigo para la tierra del Sodoma, que para ti». (Mateo 11:23-24)

" vendrá el señor de aquel siervo en día que este no esperaba, y a la hora que no sabe, y le castigará duramente, y le pondrá con los infieles. Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. Mas el que sin conocerla hizo cosas digna de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se la haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, mas se le pedirá." (Lucas 12:46-48)

Existen evidentemente, grados de castigo

Nosotros no sabemos todavía como explicar en la práctica este concepto, Dios no es parcial como los jueces terrenales.

Los que sostienen la teoría del aniquilamiento, tienen la tendencia a olvidarse que el hombre no fue preparado originalmente para ser mortal. Él fue creado para la eternidad. Un día, todos los muertos volverán a la vida, y algunos vendrán entonces condenados:

"Muchos de esos que duermen en el polvo de la tierra serán despertados (resucitados); el uno para la vida eterna, los otros para la vergüenza y para la confusión eterna." (Daniel 12:2)

"No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que estén en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación." (Juan 5:28-29)

"Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en el, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningun lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entrego los muertos que habían en el; y la mueryte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esto es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego." (Apocalipsis 20:11-15)

Los seres eternos, (los hombres), que cometen pecado contra un Ser Eterno, cometen pecado eternos, que requiere un castigo eterno. Y es por esta razón que Jesús debió venir para salvarnos. Su castigo, por nuestra salvación, es de hecho, real.

Ningún hombre puede entender la seriedad con que Dios ve el pecado. Él es el testigo de todos los sufrimientos causado por el pecado en la historia de la humanidad, y Él es un Dios de amor. Imagine por ejemplo a un juez justo que también es un amoroso abuelo de su nieta. Un día, él tiene que juzgar el caso de un hombre acusado de violación y homicidio de una niña de la misma edad de su pequeña nieta. El juez sabe los sufrimientos provocados a sus padres, a los abuelos, a los parientes, a los amigos y a la niña misma. El abuelo amoroso que también es un juez justo, no tendrá dudas en condenar al delincuente a la máxima pena prevista. No hay ninguna contradicción por consiguiente entre su severidad y su amor. El uno es la consecuencia del otro. Igualmente, Dios castiga a esas personas que están en el pecado. Pero Él también ha preparado un camino de escape, para los pecadores que se arrepienten y que se refugian en Cristo.

"Porque Dios ha amado tanto al mundo que ha dado su unigénito hijo, para que quienquiera crea en él no perezca, mas tenga la vida eterna." (Juan 3:16) 

 



k