Apocalypse soon logo
HOME

LOS EXPEDIENTES X

Apocalypse soon media
Apocalypse soon media

Apocalypse soon - blog
Días Extraños - blog
Días Extraños - Archivo

Apocalypse soon - Las Segñales del Final
Las Señales del Final


La Biblia - QQCQD


¿Cristiano?
¿Judio?
¿Gentil?

Declaracion de Fe
Objetivo
¿Que es todo esto?
Orient Express
Estado de la Iglesia
Sorpresa
De alta tecnología
Sectas
Los Expedientes X
Las Palabras Clave
¿Conciente?
La Iglesia Catolica
¿Rock Cristiano?
La Nueva Era

Sondeos
Contacto

El Espíritu del Anticristo

por Dave Hunt
Traducción por: Past. Samuel Daniele

 

"Y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora esta en el mundo…" (1° Juan 4:3).

A menudo se enseña que el anticristo no es un hombre pero si un espíritu. Aunque el versículo antes citado hace referencia al "el espíritu del anticristo", Juan explica claramente que el anticristo es una persona: " …como han oído, el anticristo tiene que venir, y consecuentemente ahora han aparecido muchos anticristos…" (1° de Juan 2:18). Eran ya presente muchos anticristos obrando con el "espíritu del anticristo". Ninguno de estos, sin embargo, era el anticristo, que, como lo asegura el apóstol Juan, debe venir.

Pablo se refiere al anticristo como "..el hombre de pecado, el hijo de perdición.. aquel impío que el Señor matará con el soplo de su boca y destruirá con el resplandor de su venida. ¿La llegada de ese impío aparecerá por acción de satanás, acompañado por potentes acciones, de señales y de prodigios falsos…" (2° Tesalonicenses 2: 3-10). Si esto no es el anticristo quien será este malvado hombre, que se sentará "en el templo de Dios como Dios [que será reconstruido en Jerusalén en esos últimos días], proclamando ser Dios (v. 4) Quién otros si no el anticristo, el gobernador del mundo, tendrá de satanás una autoridad semejante? "Y todos los habitantes de la tierra lo adorarán" (Apocalipsis 13:3-4,8).

Pablo declara: "Y saben ahora que lo retiene, para que sea manifestado en su tiempo" (2 Tesalonicenses 2:6). Aun así muchos han intentado identificar al anticristo antes de que fuera su tiempo. Este hombre malvado, que, casi ciertamente hoy esta vivo, podría no saber quizás cual será el rol que satanás le ha preparado. Y satanás no lo puede poner en escena hasta que Dios no decida que es el momento.

Dos eventos deben preceder a la revelación del anticristo en el mundo. Antes que nada debe llegar una grande apostasía que ya estaba en acción en el tiempo de Pablo y que hoy llegará a su culminación: ".. ese día [el día de Cristo, el Señor - vea vers.. 2] no vendrá si primero la apostasía no ha venido y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición" (2 Tesalonicenses 2:3).

Este versículo nos enseña que el Anticristo debe aparecer antes del día del Señor y por consiguiente antes del Rapto que creemos será en ese mismo día. Pablo declara que esa apostasía tiene que venir primero. En lo que respecta al anticristo, "ese día no vendrá ... antes que el hombre del pecado sea manifestado". Claramente, el anticristo "será revelado ese día" y no antes.

Pablo recuerda los creyentes de Tesalónica, lo que tendrá que suceder ante que el anticristo se revele: el levantamiento de quien ha prevenido esta revelación. En el momento en que Pablo escribía esta epístola, una persona estaba impidiendo que el anticristo se revele; y Pablo explica que esa misma persona continuará haciéndolo hasta cuando sea quitado del medio:"… sólo esperando que quién lo retiene sea quitado del medio. Entonces será manifestado aquel impío.." (2° Tesalonicenses 2:7-8) .

Es claro que el mismo Dios es quién previene la revelación del anticristo y esto por dos razones:

1) Él ha controlado la acción de satanás durante más de 1900 años;

************************************************

" …y éste es el espíritu del anticristo que, como habéis oído, tiene que venir; y está ahora ya en el mundo" (1° de Juan 4:3).

************************************************

2) Sólo Dios es más poderoso que satanás. La llave consiste en el hecho de que Dios, que es omnipresente, será quitado.

Hay solo una posible interpretación: el Espíritu Santo que está en los creyentes es quién anticipa la revelación del anticristo. En el Viejo Testamento el Espíritu bajaba sobre los hombres, pero no en ellos, y por consiguiente también podrían marcharse. Por eso David rogó: "…no quites de mi tu Santo Espíritu" (Salmo 51:11). Hoy nosotros no hacemos esa oración, porque hemos sido "sellados con el Espíritu Santo de la promesa" (Efesios 1:13), Jesús declaró "que habita para siempre con nosotros" (Juan 14:16). Cristo dijo a sus discípulos: ".. él [el Espíritu Santo] habitará entre vosotros, y estará en vosotros " (Juan 14:17). Esta presencia especial de Dios, desconocida en la tierra en el día del Pentecostés, pueden ser “quitado de en medio”, pero sólo en el Rapto.

Cristo nos asegura: "Él qué cree en mí… de su interior ríos de agua viva fluirán [de la profundidad de su ser]". Juan explica: "Oh, él dijo esto del Espíritu, que habrían de recibir aquellos que creen en El; el Espíritu Santo, de hecho no había sido dato aún, porque Jesús no había sido glorificado todavía" (Juan 7:39). Fue al cielo, a la derecha del Padre, ese Jesús, en el día del Pentecostés, envió el Espíritu Santo para residir para siempre en los creyentes, exactamente como lo había prometido ("el Consolador… a quien yo enviaré del Padre" – Juan 15:26), y nació la iglesia. Por eso Pedro declaró, el día del Pentecostés: "Él [Jesús] habiendo sido sentado a la derecha de Dios, y habiendo recibido la promesa del Espíritu Santo, ha derramado lo qué ahora ven y oyen" (Hechos de los Apóstoles 2:33).

Solo la presencia especial de Dios que mora en nosotros, que comenzó en el Pentecostés, puede ser quitado con el Rapto, cuando los Cristianos sean transportado de la tierra. Si el anticristo apareciera antes del Rapto, los creyentes esperarían a él primero; y aún a nosotros se nos dice de esperar a Cristo (Lucas 12:35-40; Filipenses 3:20; 1° Tesalonicenses 1:10; Tito 2:13; Hebreos 9:28; etc..). Ningún otro evento, fuera del Rapto podría unir el mundo bajo el dominio del Anticristo.

Algunos sugieren que el caos causados por el fracaso de las computadoras el 1° de enero del 2000, promoverá al gobierno del anticristo en el mundo. Según nuestra opinión, el “Y2K” advierten del desastre con extremismo y alarmismo, cosa que intentaremos definir en otra ocasión. Dios tiene algo más electrificante y unificante en mente: el Rapto. Según nuestra opinión, ninguna otra cosa puede unir al hindú, musulmán, hebreos, católicos, protestantes, ortodoxo, ateos, comunista, sistema capitalista y cualquier otro, sin un terror inexplicable causado en el mundo por la desaparición súbita de millones de creyentes.

"¿ Dónde se han ido ? ¿Quien los ha tomado ? Seré yo la próxima persona"?. Este lamento histérico estará en los labios de todos, de los cobardes individuos, los miembros de los Naciones Unidas que se citarán en sesiones especiales. La pregunta más espantosa de todas será: "Como podré yo escapar, cuándo quien los haya tomado vuelvan para tomar a otros"?. Casi nadie creerá que se ha hecho realidad el Rapto bíblico, por qué enviará Dios una "desilusión" profunda (2 Tesalonicenses 2:10-12) .

El Rapto, que unirá al mundo en un único terror ofrecerá una oportunidad perfecta a satanás para poner en acción a su hombre. Sin ya los límites impuestos por Dios, se desencadenaran todo los poderes de satanás en el anticristo que operará "señales y prodigios falsos y cada engaño de maldad para lo que perezcan" (vv. 9-10). El anticristo podría llegar a decir incluso que está negociando con un concilio intergaláctico para permitir retorno los desaparecidos. Prometerá que quienes lleven la marca en la mano o en la frente no serán tomados, y la muchedumbres dará la bienvenida a esta garantía.

Creemos que el Rapto (no la aparición del anticristo y la tribulación que requerirán tácticas de supervivencia) será el próximo evento en el calendario profético, y que pasará muy pronto. Entretanto, "el espíritu del anticristo" está preparando al mundo y a una iglesia falsa para su aparición. Consideremos atentamente lo que dice Juan: ".. probad los espíritus para saber si son de Dios, porque muchas falsos profetas han salido por el mundo" (1° de Juan 4:1). Muchos espíritus han sido preparado en una agenda anticrística común hablando a través de muchos falsos profetas.

Juan nos pone en guardia respecto de una verdad fundamental, que satanás intentará minar en todos sentido: "que Jesús Cristo ha venido en carne" (1° de Juan 4:2). Quién niega esta verdad es "el espíritu del anticristo"

Trágicamente, este espíritu del anticristo contamina la enseñanza de muchas iglesias y a muchos líderes al parecer Cristianos. Recuerda, el prefijo " anti" del griego no sólo significa "en oposición a” pero también “en lugar de". El espíritu del anticristo se opone a Cristo con la pretensión de representarlo y conducir Su Iglesia.

Advertir de un probable rechazo de la verdad de que "Jesús Cristo ha venido en carne" podría aparentemente significar poco necesario. Pocas personas niegan que Jesús Cristo realmente haya vivido. La fecha en las monedas y en los documentos esparcidos por el mundo atestiguan de este hecho histórico. Por consiguiente Juan, tal vez quería decir otra cosa con esta revelación cautelar.

Claramente, la frase "ha venido en carne" señala que Jesús Cristo existió antes de Su encarnación como niño nacido en Belén. Él es Dios, El Hijo, una de las tres personas de la Trinidad (Colosenses 2:9), "el Omnipotente… el Alfa y la Omega" (Apocalipsis 1:8,11), el Creador de todas las cosas (Juan 1:3), la Palabra eterna "hecho carne" (Juan 1:14). "un niño nos es nacido, hace referencia al niño Jesús, la frase que continua “un hijo nos es dado”. (Isaías 9:6) hace referencia al Padre que entrega a su Hijo eterno al mundo: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo del unigénito…" (Juan 3:16); "el Señor Dios y Su Espíritu, me ha enviado" (Isaías 48:16), etc ..

Este hijo que nos ha sido dado es llamado "el Dios omnipotente, eterno Padre" (Isaías 9:6). Negar que Dios ha venido en carne, expresa el verdadero espíritu del anticristo. Este espíritu se manifiesta por ejemplo en la convicción de los Testigo de Jehová, que Jesús no es Dios. El Islam en el Corán, aunque honran a Jesús como grande profeta, niegan deidad de él. Y de esa manera hacen un alto porcentaje de los supuestos llamados cristianos nacidos de nuevo. Estas personas están perdidas, no importa si ellos cantan: "Oh cuánto amo a Jesús"! o si asisten a una iglesia asiduamente; por qué Jesús mismo ha dicho: "Ante que Abraham fuese, yo soy" [éste es el nombre de Dios, de Jahve / Jehová, descrito en Éxodo 3:14] (Juan 8:58)

El rechazo de los mormones es aun shokeante: cuando Jesús vino al mundo era un ser espiritual, medio hermano nuestro y medio hermano de lucifer en el estado pre eterno. Nuestro "Padre en cielo" una vez que fue un hombre pecador lo transpuso a otro planeta y luego fue redimido por el Jesús terrestre. El fuerte de la doctrina de los mormones es: "Dios era como es el hombre hoy; y el hombre puede ser como es Dios hoy”. El Dios de los mormones es un hombre entusiasmado con numerosas esposas a través de las cuales posee millones de hijos espirituales que tienen que venir a la tierra para ser dioses, como lo fue Jesús. El cuerpo que tomó Jesús para alcanzar la deidad fue producido cuando "Dios el Padre" vino en la tierra y tuvo relaciones con María. Detrás de esta enseñanza, escribe Juan, está "el espíritu del anticristo".

La Iglesia católico afirma que María es "la madre de Dios y la esposa del Espíritu Santo", y esto no es mas que una doctrina anti-Cristiana aun más sutil. De hecho, María no es la Madre de Jesús, el Hijo Eterno de Dios que

************************************************

….El Padre ha enviado al Hijo para que sea el Salvador del mundo (1° Juan 4:14).

************************************************

Ella es la madre de Jesús como hombre, la madre del cuerpo que el Padre había preparado para su Hijo en su útero,: "Por eso cuando aparecen en el mundo, [Cristo] dice: .. Tú me ha preparado un cuerpo" (Hebreos 10:5). María no es "la esposa del Espíritu Santo". La creación sucedió a través del Espíritu Santo en el útero de María, “el Verbo fue hecho carne” (Jesús) cuando llego a ser hombre, no tenían nada que ver con una relación terrenal con esa mujer, para poder afirmar que el Espíritu Santo fuera el esposo de Maria.

La María de los católicos y de los Ortodoxos, inspirado por el espíritu del anticristo, ha sido elevada mas alto que Jesús, que casi siempre es representado como un niño en los brazos, o bien a su lado. Además se elevan muchas más oraciones a esta falsa María que a Jesús y al Padre juntos. Muchas oraciones son elevadas requiriendo la salvación, que solo Cristo, que es el Salvador, ha prometido a todas las personas que creen en El.

La reencarnación enseñadas por el Hinduismo (o de la Nueva Edad) es negar más una vez mas que "Jesús Cristo ha venido en carne". Implica que Él ha venido otros cuerpos repetidamente en vida sucesivas. En Su encarnación, Cristo ha tomado residencia permanente en un cuerpo humano; el mismo cuerpo que estuvo en la tumba y que resucito de la muerte, para ya no morir jamás, dejando la tumba vacía. En aquel cuerpo resucitado y glorificado, Cristo está sentado ahora a la diestra del Padre. Aún este hecho, así como es negado por la reencarnación, es negado por el dogma católico según el cual Cristo se transforma continuamente en la carne para morir cada vez que se realiza la eucaristía en el altar.

Esta enseñanza viene ciertamente del espíritu del anticristo. El sacrificio de la misa niega la enseñanza clara de la Biblia: "Cristo ha sido ofrecido una sola vez, para llevar sobre si los pecados de muchos…una sola vez se ha manifestado para anular el pecado" (Hebreos 9:25-10:18). Ignorando estas Escrituras, el Catolicismo declara: "Por consiguiente la Misa… [es] un sacrificio en el que se perpetua el sacrificio de la cruz… en el sacrificio de la Misa, nuestro Señor se inmola… el sacrificio eucarístico, es la fuente y la culminación de la vida cristiana… En el sacrificio de la Misa, de hecho, Cristo se ofrece a si mismo para la salvación del mundo entero" (Vaticano II, Misterio Eucarístico, 3,18).

A través de esta falsa enseñanza, el espíritu del anticristo permite a los católicos adorar la ostia como si realmente es Dios ("todos los creyentes tendrán que mostrar hacia este sacramento santo la adoración debida al verdadero Dios" - Ibid. 3.f.). ellos piensan que la salvación viene gradualmente repitiendo el gesto de ingerir el cuerpo físico de Cristo mediante la ostia.

Ya sea el error de la reencarnación, como el del Sacrificio de la Eucaristía no se contemplan en las Escrituras, son rechazadas por las Escrituras "Esta establecido que los hombres mueran una sola vez, y después de esto el juicio" (Hebreos 9:27) rechaza la teoría de la reencarnación. "Cristo ha sido dado una sola vez para tomar sobre si los pecados de muchos… no hay ninguna otra oferta por el pecado" (Hebreos 9:28; 10:18) rechaza la teoría del sacrificio de la Misa.

La entrada de Cristo en un cuerpo de carne fue una sola vez y permanece en el mismo cuerpo. No resucito en un espíritu como creían los discípulos: "Tóquenme vean", les dijo Jesús, "porque un espíritu no tiene carne y huesos, como me ven" (Lucas 24:39). Es necesario creer en la resurrección corporal de Cristo para ser salvos: "Porque.. si crees en tu corazón que Dios le ha resucitado de los muertos, serás salvo" (Romanos 10:9). "Ahora hermanos, les declaro el evangelio que yo le he anunciado... que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, fue sepultado y que resucitó el tercer día" (1° Corintios 15:1-4) .

Ningún otro evangelio puede salvar nuestra alma. Proclamémoslo sin compromiso y rechacemos las mentiras perpetradas por el espíritu del anticristo.

 



k